La adopción de las nuevas versiones de OS X es 4 veces más rápida que las de Windows

Los usuarios de Mac adoptan hasta cuatro veces más rápido las nuevas versiones de OS X en comparación con los de Windows

Si hay algo en lo que Apple destaque frente a cualquier otro competidor es en la gran velocidad de adopción que consiguen las nuevas versiones de sus sistemas operativos.

Tanto en el caso de los ordenadores con OS X como en el caso de los dispositivos móviles con iOS, las nuevas versiones son muy bien recibidas por los usuarios y su adopción alcanza porcentajes muy altos en muy poco tiempo.

adopcion-os-x

Según un reciente estudio realizado por la gente de ComputerWorld, los usuarios de Apple son hasta cuatro veces más propensos de actualizar sus ordenadores Mac a la última versión disponible de OS X que los usuarios de Windows a la última versión del sistema operativo.

Los datos que maneja la publicación demuestra que Microsoft sólo ha convencido a un 11,6% de los usuarios a actualizarse a la última versión de Windows, mientras que en el caso de Apple la cifra alcanza el 41,6%, una cifra mucho más potente y que deja en evidencia a Microsoft.

Precio, rendimiento y pocos cambios en la interfaz podrían ser los principales motivos de las grandes diferencias

Hay varios puntos que debemos tener en cuenta para entender estas cifras. Por un lado está el precio de las actualizaciones o de las nuevas versiones. En el caso de OS X, las últimas actualizaciones han sido más económicas (especialmente la última versión, Mavericks, que ha sido completamente gratuita). Este es un importante motivo de la ventaja que lleva Apple, pero no es el único.

windows-8

Tampoco podemos obviar que Apple ha apostado por incorporar novedades (tanto a nivel de optimización y rendimiento, como a nivel de usabilidad y funcionalidades), pero siempre manteniendo una interfaz de usuario con pocos cambios. Microsoft, en cambio, ha apostado por grandes renovaciones de sus sistemas operativos, algo que hace que los usuarios sean más reacios a adoptar la nuevas versiones con grandes cambios, al menos en su gran mayoría.

No podemos olvidar tampoco el tema del mercado en el que tienen presencia ambos sistemas operativos. Windows tiene una gran presencia en el mercado empresarial, lo que hace que saltar de una versión a otra sea una tarea compleja y que puede requerir de inversiones millonarias (adaptar software propio a nuevas versiones, formación del personal, renovación de equipos, etc, etc…). Por su parte, OS X, tiene mayor presencia a nivel doméstico, por lo que, por norma general, las actualizaciones son más sencillas (aunque cada vez su presencia en entornos profesionales es mayor).

Otro punto a favor de OS X frente a Windows lo encontramos en la última versión, Mavericks. El sistema operativo es capaz de funcionar en hardware bastante antiguo, algo en lo que Windows 8 no puede decir lo mismo y en muchos casos es necesario renovar el PC o ampliar sus componentes hardware para hacerlo compatible (los Mac más antiguos con procesadores Intel tampoco se libran).

mavericks

Las cifras de Apple en adopción de las nuevas versiones del sistema operativo para ordenadores no son tan buenas como las conseguidas con iOS 7 (el último dato oficial habla del 82%), pero aún así es muy superior al de su competencia.

¿Hará algo Microsoft para revertir esta situación? ¿Seguirá la tendencia creciente entre los usuarios de los ordenadores de Apple?

Tags:

Deja un comentario