Steve Jobs quería regalar visitas a las oficinas de Apple al más puro estilo Willy Wonka

¿Quién no recuerda Charlie y la fábrica de chocolate? Todos en algún momento de nuestra infancia tuvimos la oportunidad de conocer este cuento. Además hace pocos años se hizo una película donde Johnny Depp interpretaba a Willy Wonka, el loco dueño de la fábrica de chocolate que Charlie pudo conocer gracias a un premio que Willy había incluido en sus tabletas de chocolate.

steve-jobs-willy-wonka1

¿Qué pasaría si os dijese que Steve Jobs tuvo la intención de hacer algo similar? En lugar de una fabrica de chocolate la visita sería al campus de Apple en Cupertino y en vez de en una tableta de chocolate el premio estaría en la caja del iMac un millón. Pues según el recién publicado libro Insanely Simple: The Obsession That Drives Apple’s Success de Ken Segall, esta era la intención de Apple para celebrar la venta del primer millón de unidades del iMac original.

Según cuentan en el libro, Steve estaba entusiasmado con la idea en su momento. Quería premiar a la persona que comprase el iMac un millón regalándole un viaje a Cupertino con todos los gastos pagados y a una visita guiada por las instalaciones, acompañando en todo momento al visitante. Es decir que Steve Jobs quería convertirse en una especie de Willy Wonka y acompañar a un seguidor o usuario de la marca por las instalaciones donde se idean y desarrollan los productos que más tarde llegarían al mercado.

El libro comenta que Steve ya había aceptado el diseño para la tarjeta que meterían en la caja del iMac un millón, aunque finalmente se tuvo que desechar la idea ya que las leyes de California no permiten realizar concursos o sorteos en los que sea necesario comprar para participar ¿Pasará lo mismo con la lotería? Sea como sea, menos mal que este plan no se llevó a cabo, seguro que las risas de los anti-Apple y los competidores seguirían hoy en día ¿No os parece?

Vía | MacRumors

Deja un comentario