¿Cómo utilizar tu Mac para solucionar los problemas de tu iPhone?

No todos los usuarios de Mac utilizamos iPhone, pero muchos sí y por eso hemos querido traer hoy este artículo en el que vamos a ver algunas situaciones en donde los Mac pueden ayudar a solucionar problemas con los iPhone.

La integración entre iPhone y Mac es muy buena y “vivir” en el ecosistema Apple puede llegar a facilitarnos bastante la vida en el día a día. Pero no solo eso, sino que también nos puede ayudar a solucionar ciertos problemas que pueden sufrir los smartphones y que veremos en las siguientes líneas.

Solucionar problemas del iPhone con un Mac

¿Quieres aprender a sacar más partido a tu Mac para solucionar problemas con tu iPhone? Aquí tienes algunas posibilidades.

Solucionar problemas de autonomía o rendimiento

Los iPhone son dispositivos que no necesitan un gran mantenimiento. Lo habitual es que te tengas que preocupar solo de utilizarlo y buscar las apps que te puedan ayudar en las tareas que necesites realizar.

Aunque la norma es esta, en algunas ocasiones pueden surgir problemas como fallos de rendimiento o de autonomía y es en este momento donde tu Mac puede ser una gran ayuda para detectar si los problemas están relacionados con software o hardware.

Restaurar iPhone desde Mac

Para descartar un fallo de hardware lo más rápido y efectivo es restaurar el dispositivo a estado de fábrica, algo que podrás hacer con tu Mac de forma rápida y segura.

Si estás en esta situación lo primero que debes hacer es conectar el iPhone al Mac a través del cable USB y hacer una copia de seguridad completa del dispositivo en iTunes.

Una vez que tengas la copia de seguridad restaura el smartphone a estado de fábrica, también desde iTunes, y actívalo como si fuese un iPhone nuevo (sin restaurar la copia de seguridad, eso ya lo harás más tarde después descartar el posible fallo de hardware).

Ahora prueba el funcionamiento del dispositivo. ¿Ha desaparecido el problema? Entonces sabrás que era un fallo solo de software y podrás restaurarlo de nuevo si quieres activarlo esta vez desde el backup. Si el problema continúa lo más probable es que sea un fallo de hardware y tengas que repararlo.

¿La autonomía no es la que era? Seguramente tendrás que cambiar la batería iPhone SE por una nueva. ¿No se escucha bien el altavoz? Lo mismo, lo más probable es que sea necesario cambiarlo por otro en buen estado y para ello puedes hacer tu mismo buscando guías en Internet o acudir a un servicio técnico.

Liberar espacio de almacenamiento

El espacio de almacenamiento en los iPhone suele ser un dolor de cabeza, especialmente en los modelos antiguos que venían con solo 8 o 16 GB de capacidad. Capacidad de la cual una gran parte está ocupada ya por iOS.

Importar fotos para liberar espacio

Si estás siempre sin espacio y necesitas hacer limpieza pero no quieres perder nada, un Mac también puede ayudarte a conseguirlo.

Puedes utilizar AirDrop para enviar archivos del iPhone al Mac y después eliminarlos del dispositivo móvil conservándolos a buen recaudo en el ordenador. O si prefieres hacer algo más masivo puedes copiar todas las fotos y vídeos con aplicaciones que traen todos los Mac como Fotos o Captura de Imagen y así recuperar un montón de espacio sin tener que eliminar nada.

Otra opción a la que puedes recurrir es a utilizar software que te permita gestionar todos los contenidos del iPhone desde el Mac de forma cómoda como, por ejemplo, iMazing, software del que hemos hablado en nuestra recopilación de mejores apps para Mac.

Evitar pérdidas de datos

Nadie puede decir que nunca va a perder su iPhone o que nunca se lo van a robar. Tampoco debes caer en el error de pensar que el dispositivo no se va a estropear nunca. Lo hacen y además no suelen avisar con anterioridad.

Debido a esto, y a que en los smartphones solemos llevar datos importantes e irrecuperables (fotos, vídeos…), es muy importante garantizar que están seguros y minimizar los riesgos de pérdida de datos.

Sincronizar vía WiFi

Las copias de seguridad de iCloud son una gran opción, pero si no quieres pagar por ampliar la capacidad de almacenamiento seguramente los 5 GB que regala Apple no serán suficientes.

Pero como decía el Mac es tu amigo y en esta situación también te puede ayudar gracias a una función poco conocida pero muy útil: la sincronización inalámbrica de iTunes.

Activar esta opción es tan sencillo como conectar el iPhone al ordenador con el cable USB, ejecuta iTunes y activar la casilla Sincronizar con este iPhone vía Wi-Fi.

Al hacer esto podrás sincronizar el iPhone con el Mac (o viceversa) sin necesidad de conectar ambos dispositivos por cable, lo que facilitará la gestión del día a día y mantener los datos un poco más seguros.

Por supuesto, no está demás que de vez en cuando hagas una copia de seguridad completa.

Esperamos que estos consejos te resultes útiles y puedas sacar más provecho a tu Mac para solucionar los problemas habituales que todo usuario de iPhone se encuentra en el día a día.

¿Se te ocurren otras cosas en las que un Mac puede ayudarte con un iPhone? No dudes en dejar un comentario.

Deja un comentario